El blanqueo del PP

El PP hace un llamamiento a los de Ciudadanos y a los de Vox como si todos sus incumplimientos y traiciones durante una mayoría absoluta y media mayoría simple pudieran quedar a beneficio de inventario. 

Ahora están de elecciones en el PP, ¡novedad! , aunque a mi realmente cómo elijan sus cargos internos y candidatos los partidos me da exactamente igual. Lo que no me da igual es cómo elegimos los españoles a nuestros representantes y a nuestro gobierno. Es urgente, de extrema necesidad y además no hay posibilidad alguna de regeneración democrática si no lo hacemos, que cambiemos nuestro sistema electoral y transitemos al sistema de diputado de distrito.

Pero vuelvo a lo que estaba que me desvío. Los candidatos peperos y más concretamente Pablo Casado, llama al redil a los votantes que ya no les votan. Hace un llamamiento a los de Ciudadanos y a los de Vox como si todos sus incumplimientos y traiciones durante una mayoría absoluta y media mayoría simple pudieran quedar a beneficio de inventario.

Dejo para otra entrada una reflexión sobre Ciudadanos y me centro en esta en Vox.

Ya no es sólo que, desde mi punto de vista, no es posible un ataque de amnesia tan gigantesco o un acto de fe más que divino para olvidar o creer que un equipo de gente, salga elegida la candidatura que salga, que no sólo ha callado y consentido sino que ha participado de forma activa en las felonías rajoyescas, pueda ser ahora la la solución regeneradora sino que además es que el mejor PP posible o imaginable tiene muy poco que ver con Vox.

Me refiero en concreto a tres aspectos, no menores sino fundamentales en política, que los hacen netamente diferentes.

Primero hablo de algo que ya hemos mencionado antes. El sistema electoral que determina de forma, que por cierto no entiendo por qué la gente no termina de apreciar, tan significativa la calidad de la democracia que sólo diferencias en este aspecto justifica la existencia de corrientes políticas distintas aunque coincidieran milimétricamente en todo lo demás.

El PP defiende, siempre ha defendido indubitadamente, y supongo que seguirá defendiendo salvo que ahora se quiera convertir en Vox, el vigente sistema electoral que, como todos sabemos, beneficia al PP al PSOE y a los partidos nacionalistas…y así nos va.

Vox es partidario de un sistema electoral, mucho más representativo y democrático, de distritos uninominales con un pequeño porcentaje de diputados elegidos en listas en una única circunscripción electoral nacional.

En segundo lugar me refiero a la independencia del poder judicial, sin la que no puede existir la democracia, y que el PP, como el PSOE, defiende de boquilla pero que siempre que gobierna no sólo no instaura sino que regula para apuntalar aún mas su total dependencia del ejecutivo.

Vox apuesta por la independencia real en la que los órganos de gobierno del poder judicial sean íntegramente elegidos por los actores de la cosa a lo que hay que añadir la eliminación del, totalmente político, Tribunal Constitucional tomando sus funciones una sala del Tribunal Supremo.

Y en tercer lugar, pero no menos importante, lo que hace que el PP no sea Vox ni Vox sea el PP ni siquiera parecidos. Las Autonomías. El PP es y, repito lo de antes, siempre ha sido autonomista y lo va a seguir siendo, salvo que ahora se quiera pintar de verde.

Todo el mundo sabe que uno de los pilares sobre los que se sustenta la propuesta política de Vox es el objetivo, con plena conciencia de que es complicado conseguirlo pero no por ello rebajando un ápice la aspiración, de la eliminación de las Autonomías. Mientras tanto ir devolviendo competencias.

Ya ves Pablo Casado Vox no es tu caladero.

 

Anuncios

Pollos y Pollas

Entre la ley de adoctrinamiento de niños de Cristina Cifuentes y la gramática alternativa de Irene Montero estoy hecho un lío.

A ver si me aclaro. Según la señora Cifuentes hay niños con pene y hay niñas con pene. Esto según la gramática de la señora Montero se podría expresar como que “hay niños con pollo y hay niñas con polla”.

Esto viene a corroborar aquello, que decía Evo Morales, de que el pollo amaricona a los varones que se lo comen, ¡elemental! (aunque habría que ver si, más bien, vienen ya amariconados de casa).  Por otro lado, y según esto, las mujeres que comen pollo ¿se hacen más femeninas todavía?…puede ser. No sé.

En cualquier caso quiero dejar bien claro y decir bien alto , por lo que pueda pasar y para evitar equívocos, por si cambian las modas, las políticas y las gramáticas…o aunque no cambien, ¡no me gusta ni la polla ni el polle ni el polli ni el pollo ni el pollu!

Sufre España

Hasta los más firmes defensores de la unidad de la nación, España -la única que existe en el estado Español-, los más aguerridos combatientes contra el nacionalismo -sinónimo en unos casos de independentismo o sinónimo en otros de supremacismo- caemos en las garras de su tramposo lenguaje y también de su sesgado mensaje.

Hablamos de la violación de los derechos de la mitad no nacionalista de catalanes cuando tenemos que hablar de la violación de los derechos de los españoles – incluida esa mitad de catalanes en tanto en cuanto españoles-.

Decimos que los recientes actos de secesión y rebeldía llevados a cabo desde el gobierno y el parlamento catalán está generando graves consecuencias económicas negativas sobre Cataluña cuando dichas consecuencias son sobre España – quizá concentrándose más en determinada zona o no distribuyéndose de forma uniforme en toda la nación-.

Sufre España como sufre una persona cuando padece una enfermedad aunque el dolor se concentre en la cabeza o en el estómago. No está enferma la cabeza o el estómago sino la persona aunque el foco o el origen de dicha enfermedad esté localizado en un órgano u otro.

155 a 6 meses. La peor opción

 

Desnazificar Cataluña

Por fin Rajoy ha puesto en marcha el 155. ¡Que presiones no habrá recibido para que él , el principal “financiador” del golpe de estado a plazos de Cataluña, se haya decidido!

Pero ha cometido un error de bulto – hoy me he levantado generoso en juicios de intenciones  – imponiéndose un límite de seis meses para convocar nuevas elecciones autonómicas en la españolísima Cataluña.

En este período de tiempo es imposible “restablecer la normalidad”, es decir, destramar la inmensa maraña de redes clientelares independentista tejida durante cuarenta años en las estructuras catalanas. Más difícil todavía es rehabilitar a la sociedad de la tara inflingida, durante décadas, por tan certeras, como sibilinas, técnicas de adoctrinamiento e ingeniería social.  Como decía un amigo “dame durante cuarenta años la educación, los medios de comunicación y miles de millones de euros y soy capaz de convencer a cualquier grupo humano de que son extraterrestres provenientes de una lejana galaxia. Hasta se miran al espejo y se ven antenitas aunque no las tengan”. En seis meses no se puede desnazificar Cataluña.

Convocar las elecciones ya

Corremos el peligro, además, de que los rebeldes, golpistas y sediciosos aprovechen este período para “rearmarse” y tomar aire, para continuar su propaganda victimista ahora con el nuevo argumento de que “les hemos invadido” y dado que no se les va a poder desarticular en tan poco tiempo, van a manejar todos los hilos para preparar una campaña y una candidatura conjunta para las referidas autonómicas.

Si además consiguen capitalizar para sí la aparente vuelta a la calma, precisamente producida por la presencia gubernamental, y que desaparezca el pánico social generado principalmente por la fuga de empresas y los augurios de caos económico y que marchite ese brote de españolismo surgido de de la hartura de muchos ciudadanos…¿no podrían ganar las elecciones? ¿Y si ganan qué?

¡Para eso mejor – que conste que sería un disparate – convocar las elecciones ya y aprovechar ese pánico y ese brote!.

Una cuestión más. ¿Y si son los golpistas los que promueven unas elecciones antes del sábado? No quiero ni pensar que el Senado se adapte a la agenda de los delincuentes pero “cosas veredes”…

Puigdemont a prisión

Y mientras tanto los golpistas rebeldes – además de prevaricadores, malversadores de fondos públicos etc etc – libres. La fiscalía ha anunciado una querella sólo si proclaman -por enésima vez – la república en estos días. ¿Y si no qué, borrón y cuenta nueva? ¡Menos mal que existen Vox y una multitud de españoles dispuestos a poner a estos cuatreros ante los tribunales!.

Termino este texto habiendo perdido el talante con el que lo empezaba. Rajoy no es tonto ni vago, sabe lo que hace y lo hace con empeño y a conciencia. Sabe que esto no va a funcionar pero es lo que busca. Patada a seguir.

 

Carta abierta al gobierno del PP

En Madrid a 26 de Septiembre de 2017

 

Sr. Presidente del Gobierno, Don Mariano Rajoy Brey, y resto de miembros del Gobierno:

Como español y en base a la alícuota parte de soberanía que me corresponde les exijo que de forma inmediata pongan en marcha, sin con ello agotar, ni pretenderlo, todas las que son necesarias, las siguientes medidas:

1º Detengan y pongan a disposición judicial a los cabecillas y colaboradores del delito de secesión en Cataluña que desde hace años se lleva preparando, anunciando y perpetrando, independientemente de que los próximos días culminen con referéndum y/o declaración unilateral de independencia o no lo hagan. Empezando por Jordi Pujol, Artur Mas, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Carme Forcadell y continuando por todos los demás.

2º Den amparo y protección efectiva y real a todos los catalanes que se están oponiendo o no están colaborando con este acto continuado delictivo sedicioso así como a los que, desde hace muchos años, sufren acoso y persecución por reclamar derechos elementales tales como poder educar a sus hijos en español, rotular sus comercios en español, que los órganos oficiales catalanes les informen y faciliten formularios en español y muchos otros más.

3º Apliquen el artículo 155 en Cataluña hasta que se restablezca el orden y la normalidad.

4º Recuperen para el estado central, desde todas las comunidades autónomas, las competencias de educación, sanidad y justicia.

5º Una vez recuperadas estas competencias, que nunca debieron ser transferidas ni transferibles, convoquen un referéndum en toda España para consultar a los ciudadanos si queremos más o menos autonomías y no procedan a negociar nada y mucho menos más cesiones de competencias o nuevas formas de financiación con ninguna comunidad autónoma hasta que este referéndum se haya celebrado.

6º Promuevan la ilegalización de partidos independentistas. No, la idea de romper España desde dentro no puede ser defendida ni defendible de forma legal.

7º Promuevan el cambio del sistema electoral a uno más democrático, justo y representativo. Hay que implantar el Diputado de Distrito.

Y

8º Porque es de pura justicia, equiparen salarialmente a todos los cuerpos de seguridad del estado y terminen de una vez con la discriminación que sufren Guardia Civil y Policía Nacional. Y por favor no tengan la desvergüenza de alegar que no hay dinero.

 

Firmado: Un español que paga sus sueldos y al cual ustedes se deben.

El poder del mal

“La primera de todas las fuerzas que dirigen el mundo es la mentira” (Jean-François Revel, 1988)

Reproduzco íntegro un escrito de Ramón Pérez-Maura que he encontrado y que me parece altamente esclarecedor. Espero que les guste. 

Esta biblioteca (…) necesariamente debía prestar atención a personajes que hayan ejercido una malévola influencia sobre el devenir de la humanidad. Las fuerzas del Mal están entre las más poderosas que hay a nuestro alrededor. Y sin duda, uno de los personajes que mejor lo encarnaron en el siglo XX fue Jozef Stalin.

El contexto histórico de la figura de Stalin y el mal que perpetró ha quedado mitigado a lo largo de los años por una coartada fundamental: la Unión Soviética dirigida por el “Padrecito” Stalin fue el aliado clave de las democracias occidentales en la derrota del que habitualmente es definido como el régimen más perverso que ha padecido Europa: el nazismo hitleriano. Las cifras-que siempre fueron sabidas aunque muchos hayan tardado décadas en reconocerlas -son abrumadoras. Y aunque no se trate de hacer una competición para ver qué régimen fue más diabólico, si el comunismo o el nazismo, no está de menos recordar algunos datos básicos que sirven para descalificar el pretexto empleado a lo largo de décadas para justificar por qué se ha ignorado la realidad del comunismo soviético en general y el del estalinismo en particular.

El terror nazi acaparó las antologías de la vesania política europea por tres razones: limitó su campo principal de acción directa a este espacio geopolítico; el proceso de Nüremberg permitió judgar a los que ejecutaron esa barbarie así como enumerar y estigmatizar sus crímenes; y la publicidad dada al genocidio perpetrado contra el pueblo judío permitió conocer el componente racista y la radicalidad y aparente irracionalidad del crimen cometido. El comunismo internacional dirigido por Stalin contribuyó a la caída de ese régimen-del que anteriormente había sido aliado facilitando la invasión nazi de Polonia y repartiéndose el territorio polaco entre ambos-,mas como ha documentado Stéphane  Courtois en el enciclopédico <<Libro negro del comunismo>> los 25 millones de muertos atribuibles al nazismo deben ser confrontados con los 100 millones de muertos dejados por el comunismo, gracias, entre otras cosas, a que el nazismo fue finiquitado en 1945 y el comunismo pervivió en Europa hasta 1991 y todavía hoy cuenta con un buen número de países sometidos a su tiranía en América, África y Asia. Aún más importante es el recordar que los métodos puestos en marcha por Lenin y macabramente sistematizados por Stalin, con frecuencia fueron precursores de los de los propios nazis. En <<Le commandant d´Auschwitz parle>> (La Découverte 1995, pag 24) Rudolf Hess, creador del campo de concentración de Auschwitz y durante un tiempo comandante del mismo es terminante al respecto: <<La dirección de Seguridad hizo llegar a los comandantes de los campos una documentación detallada en relación con los campos de concentración rusos. Partiendo de testimonios de evadidos, se exponían con todo detalle las condiciones que reinaban en los mismos. Se subrayaba de manera particular que los rusos aniquilaban poblaciones enteras empleándolas en trabajos forzados >> .

En su relato <<Todo pasa>>, Vassili Grossman – huérfano de una madre víctima del nazismo en el ghetto de Berdichev – hace decir a uno de sus personajes en relación con las hambrunas de Ucrania y el papel de los kulaks – campesinos propietarios de las tierras que trabajaban – : <<Los escritores y el mismo Stalin decían todos lo mismo: los kulaks son parásitos, queman el trigo, matan a los niños. Y se nos afirmó sin ambages: Hay que levantar a las masas contra ellos y aniquilar a todos esos malditos como clase>>. Por si quedara lugar a dudas, páginas después añade: <<Para matarlos  había que declarar: los kulaks no son seres humanos. Era exactamente igual que los alemanes cuando decían: los judíos no son seres humanos. Es lo que dijeron Lenin y Stalin: Los kulaks no son seres humanos>>. Afirmación que se redondea poniendo en la mira a la siguiente generación: <<Es como los alemanes que mataron a los hijos de los judíos en las cámaras de gas: no tenéis derecho a vivir, ¡sois judíos!>>.

La ocultación de la verdad de la barbarie estalinista se ha prolongado durante decenios en buena medida gracias a la colaboración de los comunistas y los intelectuales afines al comunismo de las democracias occidentales. Si a la vista de los datos conocidos nadie puede negar la magnitud de los crímenes contra la humanidad perpetrados por Lenin y Stalin, no está de menos pararse a pensar en la grave responsabilidad que atañe a quienes en la década de 1950 aplaudieron hasta su propia extenuación física la política de Stalin. Y, en la misma línea, los preclaros hombres de la cultura que se precipitaron a sumarse a las filas de las secciones nacionales de la Internacional Comunista. A ninguno de ellos se les ha aplicado con posterioridad lo tipificado en los códigos penales de sus países respecto a la colaboración o complicidad con crímenes contra la Humanidad. El doble rasero ha perdurado. (…)

 

 

 

 

 

Orgasmo de poder

¡Qué soberbia! la de un político o un grupo de políticos creyéndose que ellos saben mejor qué hay que hacer con el dinero de millones de ciudadanos que ellos mismos, cuando además, aquellos, no son ni mucho menos los mejores preparados; pero ni aunque lo fueran .

¿Quién se han creído para decidir con quién y en qué cuantía deben los ciudadanos ser solidarios? Hablan, y se justifican, de la redistribución de la riqueza. Lo primero es que la riqueza hay que crearla si no ¡qué vas a reprtir! Además los ciudadanos con su actividad particular redistribuyen mucho mejor la riqueza que esa caterva de politicuchos.

Por ejemplo. Si yo, con mi dinero monto una fábrica. Lo primero es que ahí ya hay una empresa que genera riqueza. Lo deseable es que haya muchos que monten fábricas, explotaciones ganaderas, empresas de servicios etc que generarán riqueza ¡pero para eso hay que dejar su dinero en su bolsillo! porque si se lo expropian, o sea, lo que ocurre en España, ¿como van a emprender?

Esas empresas, que están generando riqueza, con su propia actividad ya la están redistribuyendo entre los dueños de la empresa (beneficios), los empleados (sueldos) y los proveedores de la propias empresas y de los trabajadores que consumen. Y alguno pensará que yo, que soy un malvado explotador, no voy a distribuir bien esa riqueza pagando sueldos de miseria a los trabajadores y enriqueciéndome a beneficios. Pudiera ser, pero es que entonces otros que verán que me estoy forrando, montarán otra empresa como la mía (para eso tiene que haber, claro está, facilidad para montar empresas, o sea, no lo de España) y querrán contratar a mis trabajadores, formados, eficientes y cumplidores y les ofrecerán un sueldo mayor y yo, muy a mi pesar por mi tacañería y falta de corazón, tendré que subírselo para retenerlos. Si sigue habiendo mercado para más, se montarán otra y otra y otra empresa similar y este proceso se repetirá.

Esto no esperen oírselo decir a ningún político cuyo objetivo, siempre, es que el estado maneje cuanto más presupuesto mejor y así satisfarán su egolatría, tendrán su orgasmo de poder, y de paso, pequeño detalle, tendrán más de donde mangar, más aún, sin que se note mucho. Para ello le crearán una necesidad y luego dirán que ellos son los únicos que se la pueden satisfacer porque usted es un inútil que no es capaz de hacerse cargo de su propia vida, pero no se preocupe porque ellos le asegurarán (ya veremos si lo cumplen) un mendrugo de pan.